Enemigos del Tomate

Ahora que se apuesto de moda cultivar vegetales y hiervas dentro la casa, es necesario que aumenten los conocimientos sobre cómo mantener alejados sus cultivos de plagas, no solo se pueden centrar en los beneficios de tener tu propia huerta sino de cómo mantenerla saludable. El tomate es uno de mis preferidos, necesita muy poca tierra, se cosecha en muy poco tiempo, además se pueden recetas de deliciosas en varios platillos. Hay variedades de tomates está el redondo, ideal para su consumo crudo como en ensaladas, también el tomate RAF, aplanado en los polos, el tomate cherry y el tomate perita, ideal para preparar salsas.

Este fruto puede verse afectado por bacterias y plagas que hagan que desistamos de cultivarlos en casa. Es posible que lleguen a términos sin que nada suceda, dando lindos tomates rojos, aunque siempre se corra el riesgo de alguna ave o quizás un vecino travieso se vuelva intruso para llevarse nuestra cosecha cuando estamos distraídos, no creo que sea necesario que llames a un cerrajero para proteger tu cosecha, si las tienes en macetas es mejor que las apartes del alcance. Pero si tu huerto está en un patio trasero si es recomendable que un cerrajero confiable las revise para evitar que alguien use tal vulnerabilidad para entrar.

Luego de descartar que alguien `pueda llevárselas, tus tomates pueden ser atacados por bacterias que hacen que se marchiten. El fruto comienza a presentar unas ampollas como de quemaduras y el tallo se agrieta. Esta se conoce como cancro bacteriano. También está la mancha bacteriana, la cual es contraída por medio de viento y agua, la cual se caracteriza por presentar de las lesiones dependen del estado de desarrollo del fruto. Si es inmaduro las manchas toman una apariencia de costras rodeadas de halos, mientras que en frutos maduros las manchas se presentan de la misma forma pero no presentan halo.

La peca bacteriana presenta manchas que toman un aspecto de costra, que no afecta la epidermis del fruto, en realidad la epidermis del fruto no llega a romperse, pero le proporciona un mal aspecto disminuyendo su calidad para ser comercializado, a nadie le gusta comprar frutas con mal aspecto. La bacteria se dispersa por medio del aire, agua y la ropa o herramientas que utilizan los encargados del cultivo. Así que hay que tratar a los tomates como unos bebes y tener la higiene necesaria para no dañarlos.

En cuanto plagas que pueden contraer el tomate están la araña roja que provoca defoliación y desecación y la araña blanca que provoca un rizamiento de nervios en los brotes, para su eliminación se utiliza el retiro de malas hierbas y de cultivos contaminados, si no se soluciona el problema, se incluyen productos químicos. Tanto para plagas o bacterias es necesario los productos químicos por lo que es necesaria una asesoría mucho más técnica para cada caso. Si estás pensando cultivarlos o ya estas practicando tales labores, es mejor que te documentes adquieras los productos para la eliminación de sus enemigos si llegasen a aparecer en cualquier momento.