Cultivar tomates

Hablando de miles de plantas que existen y que nos brindan los diversos vegetales y frutas que tenemos hoy en día, hay una que se cultiva a lo largo y ancho del mundo, y que siguiendo una serie de pasos es posible su cultivo, además de que cuenta con muchos nutrientes que nos sirven en nuestra dieta, esta es el tomate.

El tomate lo utilizamos con distintos fines, ya sea crudo o procesado. Crudo lo podemos usar para acompañar ensaladas, también para realizar distintos platos, entre otros. Procesado también lo podemos ver en forma de diferentes pastas que adornan los platos como la pizza o como la pasta, es de él de donde sale la famosa kétchup, o salsa de tomate.

Si queremos empezar en el mundo del cultivo tenemos que tomar en cuenta que no es una tarea muy fácil si no contamos con los recursos necesarios, y el tomate es una planta que necesita de diversos requisitos para poder ser cosechado, pero si se siguen los distintos pasos no habrá problema con él.

Primero que todo tenemos que considerar el clima como una de las partes importantes en su cultivo, por lo que si existe un clima suave en la región entonces se tienen que sembrar las semillas en marzo y en abril en zonas donde haya más frío. Lo mejor que se puede hacer es tenerlas en un semillero y luego pasarlas al lugar donde tendremos nuestro cultivo, aunque lo complicado es hacer el traslado porque tenemos que arrancarlas con cuidado para volver a enterrarlas en otro lado.

Como sabemos que esta planta es un tallo y se va extendiendo, es bueno que se le instalen tutores luego de que esta empiece a crecer, y luego colocarlos firmemente en el suelo, y su importancia es mucha ya que estas pueden llegar a crecer hasta los 2 metros de altura, llegando a un punto en el que si no tienen el soporte del peso estas no crecerán erguidas y no darán buenos tomates en la cosecha.

Se tiene que tener la planta en un lugar donde le llegue suficiente sol ya que esta lo necesita bastante además de cumplir con un régimen de riego constante ya que sino la planta no podrá crecer lo suficiente.

En cuanto a la poda que estas puedan tener se determinará según el tipo de planta de tomate, y si estas sobrepasan una altura estimada necesitarán ser cortadas. Luego lo que queda es recoger los tomates que se encuentre, según el estado de madurez en el que se encuentren.

Al tener el valor que tienen, es importante que se protejan los cultivos con el uso de alambre de seguridad a través de todo el huerto, asi nos dicen expertos en seguridad. También, se pueden colocar detectores de presión en los lugares donde se encuentren las plantas para saber si alguien se encuentra merodeando cerca del lugar de cultivo.

El cultivar es una inversión que no solamente entra en lo económico, sino que también es hecha para la familia ya que si nos da resultado podemos cultivar más para tener como alimento primario y así nunca dejar de tenerlo.