Las salsas no son lo único que puedes hacer con tomates

Los tomates son un ingrediente que no falta en ninguna cocina, y es que se trata de un ingrediente bastante versátil, y es que aunque lo primero que se te viene a la mente son las salsas, la realidad es que los tomates se pueden utilizar en otras preparaciones.

Porque los tomates son ideales para guisos, para ensaladas y es que el hecho de que se puedan preparar cocidos o crudos, aumentan la cantidad de recetas en las cuales se utilizan, por ello este ingrediente es parte de la mayoría de las gastronomías mundiales.

Es cierto que hay diferentes tipos de tomates, y que hay algunos que son preferibles para ensaladas, y otros para otras preparaciones, como las famosas sopas, pero todos quedan excelentes, es como la seguridad de los cerrajeros, aunque todas son distintas, siempre conllevan a un mismo objetivo, la protección de los bienes.

En la actualidad los cerrajeros tratan de que la protección que brindan sea personalizada, y es que cada necesidad es distinta, lo mismo ocurre con la preparación de recetas con tomates, ya que este ingrediente se adaptan a las distintas necesidades del comensal.

 

Puede consumirse crudo o cocido

Dependiendo de las necesidades de la persona que va a comer y también de sus gustos, los tomates se pueden preparar en distintas recetas, ya sea crudo o cocido, y es que es bien sabido que los tomates son el ingrediente principal en muchas ensaladas.

En el caso de consumirlo crudo, el tomate debe lavarse muy bien, si es posible con vinagre y retirar las semillas, ya que de esta forma es mucho más fácil consumirlo y también mantiene su frescura, esto siempre y cuando el mismo se refrigere y se consuma el mismo día.

También los tomates se pueden consumir en juegos y en sopa fría, lo cual es una exquisitez para las personas que lo disfrutan, y es que todo también depende de la sazón, ya que el tomate si está en buen estado, es delicioso hasta para comérselo solo.

 

Un ingrediente que se puede procesa y conservar por mucho tiempo

Si tienes una plantación d tomate o has comprado mucho y no los piensas utilizar de inmediato, es importante poder procesarlos y conservarlos en forma de puré, ya que así se conservan y no los desperdicias, y es que hay que recordar que el tomate es en algunos países un ingrediente de cocina un poco costoso.

Peor afortunadamente el tomate lo puedes hervir, pelar y procesar, luego lo guardas en un frasco de vidrio y puedes conservar por un tiempo en el refrigerador, o lo puedes conservar por mucho más tiempo en el congelador y separarlos en raciones, listo para su uso.

Ten en consideración que el tomate cuando está muy maduro tiende a ponerse acido, así que utilízalo cuando está en pleno punto de maduración y no olvides que se trata de un ingrediente que siempre debe consumirse fresco y desecharlo cuando tiene manchas negras o se hunde al tacto, porque quiere decir que ha comenzado el proceso de descomposición.