ALGO MAS QUE APRENDER DE LOS TOMATES

La primera literatura científica sobre el tomate aparece en escritos italianos datados en 1544. De hecho, se empezó a cultivar antes en este país que, en España, y las primeras variedades fuera del continente americano se consiguen en Italia. El tomate es originario de los bajos Andes, y fue cultivado por los Aztecas en México. Los Mexicas o aztecas lo conocían como jïctomatl, fruto con ombligo. Debido a esa palabra azteca los conquistadores españoles lo llamaron «tomate».

Sabias que el tomate.

Fue considerado durante mucho tiempo un fruto tóxico. Al principio el tomate fue rechazado como alimento por las aristocracias europeas, que eran las tenedoras de las tierras. Se cree que el motivo es que se comía con cubiertos de peltre, ricos en plomo. Según esta teoría, el plomo reaccionaba con los ácidos del tomate y formaba sustancias tóxicas. La gente se encerró en estas ideas, pero más adelante la investigación  abrió el encierro, cual cerrajero eficiente y fue en el año 1820 cuando se comenzó a desmitificarse la creencia de la toxicidad del tomate  y a aceptarse en la cocina popular.

Se utilizó inicialmente como fruta decorativa

Aunque se lo considerara tóxico, la curiosidad es que se lo siguió cosechando durante 200 años como objeto decorativo de las mesas. Su gran plasticidad genética para obtener nuevos colores y morfologías, propició su fama como guirnalda en las casas ricas.

Su nombre proviene del azteca

El nombre original del tomate es tomatll y procede de la lengua azteca náhuatl, en la que vendría a significar algo así como «fruto gordo de agua».

Existen más de 10.000 variedades

Desde muy pronto se comenzaron a cruzar variedades de tomates para conseguir o bien formas y colores nuevos para la decoración, o bien variedades que se adaptaran a climas más fríos que los de su zona de origen en Perú. Ello ha propiciado que actualmente se conozcan más de 10.000 variedades.

Es en un 94% agua

Y es que el tomate es en un 94% solamente agua, por lo que es una fruta de bajísimo poder calórico, con solo 18 Kcal.

Beneficios del tomate.

Contiene un potente antioxidante llamado licopeno es el compuesto estrella del tomate desde el punto de vista nutricional, ya que se trata de un antioxidante que protege nuestras células de los procesos oxidativos e inflamatorios que suelen ser responsables de la aparición de tumores y de accidentes cardiovasculares.

Es rico en vitaminas A, B y C y minerales, son muy superiores a las de cualquier fármaco. -Ayuda a prevenir enfermedades como el cáncer, el ictus y derrames cerebrales, además, es beneficioso para la vista y ayuda a reducir el colesterol y la hipertensión.

Es perfecto y rápido para tratar para la deshidratación (95% de su composición es agua), los calambres, el dolor y problemas de intestino.

El juego de las semillas es un poderoso anticoagulante. Por lo demás, el tomate es bajo en calorías y una gran ayuda contra el olor de pies